Por una Comunidad Vocacional: Parroquia María Puerta del Cielo

 

Santiago de Querétaro, Qro., México

Uno de los elementos fundamentales del carisma de la Confraternidad Sacerdotal de Operarios del Reino de Cristo es el trabajo por las vocaciones sacerdotales, religiosos y de apóstoles seglares.

Al formar parte del Carisma, quiere decir que todos hemos de estar involucrados y pensando y trabajando por las Vocaciones, de ahí que una de las riquezas que la Confraternidad lleva a las diócesis es este ardor y preocupación por que haya más vocaciones.

Así, la Comunidad parroquial de María Puerta del Cielo se dispone a poner en práctica esta encomienda y dispuso con su párroco a la cabeza, a que sea una comunidad vocacional, para que todas las actividades tengan una iluminación del trabajo por las vocaciones, que esta pastoral sea transversal en todas las acciones parroquiales.

Un primer momento es designar una misa dominical, la de las 2,30 en el templo de la Santísima Trinidad la que llevará un mensaje vocacional, las moniciones, peticiones y mensaje en la homilía estará orientado hacia una mentalidad vocacional.

También se encomienda esta labor vocacional al mártir San José Sánchez del Río, ya que él indicó que cuando terminara la persecución su ilusión sería ser sacerdote, también le indicó al padre Enrique en su encuentro que siendo sacerdote podría hacer muchas cosas importantes que ellos, como cristeros, nunca podría realizar.

Finalmente, se entronizó una imagen del mártir, con la oración por las vocaciones y que quedará en el templo, para que se haga la oración de un modo permanente.

Esta es una labor que ha de estar animada y fortalecida por el trabajo de los seglares, quienes pueden organizar una hora santa semanal por las vocaciones, quienes también se van a preparar con el curso básico de la promoción vocacional, también ayudar para que en la catequesis, la atención a los enfermos, las pláticas pre-sacramentales, etc., se tenga muy presente la preocupación por las vocaciones.

A San José Sánchez del Río le encomendamos esta labor, que es propia de la Iglesia y que es cumplir con el mandato que directamente nos hace el Señor a todos: Rogad, al dueño de la mies que envíe operarios a su mies, porque la mies es mucha y los operarios son pocos.

ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

Oh Jesús, Pastor eterno de las almas

Dígnate mirar con ojos de misericordia a esta porción de tu grey amada.

Señor, gemimos en la orfandad, danos vocaciones, danos sacerdotes santos.  

Te lo pedimos por la Inmaculada Virgen María de Guadalupe, tu dulce y santa Madre.

Oh Jesús, danos sacerdotes y operarios de tu Reino, según tu corazón.

 

Sagrado Corazón de Jesús, perdónanos y sé nuestro Rey.

 

Madre Santísima de Guadalupe, bendice a tus hijos para que venga a nosotros

y por nosotros el Reino de tu Hijo Amén.

Autor entrada: Webmaster